Clasificación de los seguros para vehículos

29 may

Tres niñas en el coche, saludando por la luna traseraLos seguros para vehículos pueden ser clasificados atendiendo a varios criterios. La más común es la clasificación según las coberturas incluidas en el seguro. Los criterios para clasificar seguros no son fijos, por lo que una misma denominación puede tener distintas características en aseguradoras diferentes.

Tipos de seguros para vehículos existentes

Una clasificación general de los seguros, según el tipo de coberturas incluidas, puede ser:

• Seguro a terceros
Se trata de la póliza de seguros básica. Incluye el seguro de responsabilidad civil obligatoria y el seguro obligatorio.
También puede incluir una o varias de las siguientes coberturas (dependiendo de la aseguradora): responsabilidad civil voluntaria, defensa jurídica, asistencia en viaje o seguro del conductor. Sin este último, el seguro a terceros no cubre al conductor.

• Seguro a terceros ampliado
Se trata de la póliza en la que se incluyen todas las coberturas anteriores, tanto las básicas como las otras ampliaciones (de ahí su denominación de ampliado).

• Seguro a terceros ampliado y combinado
Esta póliza de seguro contiene las coberturas del seguro a terceros ampliado y las combina además con otras posibles ampliaciones o coberturas, tales como seguro de robo, incendio o lunas.
Esta modalidad puede ser aún más amplia e incluir coberturas de complemento o menores, tales como vehículo de sustitución, defensa en multas o préstamo por reparación.

• Seguro a todo riesgo
Para la mayoría, es la modalidad de seguro más atractiva. En ella están incluidas todas las coberturas anteriores, básicas, ampliadas y combinadas. Pero además incluye una cobertura de gran interés para el conductor: daños propios.
De esta forma, el seguro cubre los gastos materiales del vehículo propio, cuando es el culpable de un siniestro.

• Seguro a todo riesgo con franquicia
En cuanto a coberturas, esta modalidad es igual a la anterior. La única diferencia que existe entre esta modalidad y la anterior es que el seguro a todo riesgo con franquicia “penaliza” al conductor cuando tiene percances. Es decir, el asegurado debe abonar una cantidad de dinero (franquicia) que se ha acordado de antemano, cuando el seguro haya de cubrirlo ante los percances que mencionan sus coberturas.

Acertar con la modalidad de seguro pasa por conocer las necesidades personales y elegir la propuesta que mejor las cubra o asegure.

Foto de KzenonSimilar Posts:

Tags: , ,